Teherán, puerta de entrada

//Teherán, puerta de entrada

Teherán, puerta de entrada

Teherán fue nuestra puerta de entrada y salida de Irán. Una vez sellado el pasaporte y cambiado algo de dinero en el aeropuerto, empezamos nuestra aventura por tierras de oriente medio. A primeras Teherán no es una ciudad que enamore, es caótica, llena de tráfico, con grandes distancias y con bastante contaminación, además no tiene los encantos de Shiraz o Yazd. Es una ciudad a la que los viajeros no dedican demasiado tiempo si este escasea.

teheran ciudad

La verdad es que nosotros no le dedicamos demasiado tiempo a la capital. Estuvimos un total de dos días, el primero y el último. Con lo grande que es Irán y la cantidad de sitios que hay, teníamos que quitar algunos días de ciertas ciudades. Así que decidimos que le dedicaríamos solo un día a Teherán al principio, y ya iríamos viendo como transcurre el viaje y cuantos días dejábamos en la capital antes nuestro vuelo. Entre unas cosas y otras apenas nos sobró tiempo.

Los dos días que dedicamos Teherán estuvimos callejeando por sus calles, dando largos paseos, buscando algún parque para resguardarnos del calor y huir del caótico tráfico. Fueron días de conocer el país y dar los primeros pasos mientras nos habituábamos a este país.

 

Información útil

¿Qué ver en Teherán?

A pesar de que no le dedicamos mucho tiempo a la capital para poder conocer mejor otras ciudades, quiero incluir una lista de los 5 sitios más turísticos que todo el mundo nos recomendaba. Si merecen la pena o no es otro asunto ya que desde 2017 los precios de las entradas turísticas han subido considerablemente y entrar a todos ellos no es algo apto para todos los bolsillos.

· La antigua embajada de Estados Unidos

Es uno de los lugares más fotografiados de Teherán a pesar de que no esté bien visto tomar fotos de sus graffitis. El muro que rodea el edificio está lleno de dibujos contra Estados Unidos. Allí se produjo uno de los sucesos más destacados en la historia reciente de Irán, que desencadenó una crisis sin precedentes con Estados Unidos.

El 4 de noviembre de 1979, un grupo de manifestantes, en su mayoría estudiantes, consiguieron entrar en la embajada y retuvieron a 66 diplomáticos durante 444 días. 6 de los rehenes consiguieron escapar. La película de ARGO está basada en esta crisis de los rehenes.

Actualmente la embajada es un museo llamado “museo de la anti-arrogancia” con el que me quedé con ganas de entrar pero estaba cerrado (era viernes, el domingo iraní, no sé si esa era la razón o que se abre durante pocas horas). Como no pudimos entrar nos dedicamos a pasear por los alrededores y echar un vistazo a los graffitis.

– Cómo llegar: legar en metro es muy sencillo, la embajada se encuentra al lado de la estación Talegani

– Precio de la entrada: 100.000 riales (2,2 €)

· El palacio Golestan

Otro de los lugares que queríamos entrar pero por diversas circunstancias nunca llegamos. Decidimos ir andando desde un parque en el que nos estábamos refugiando del calor. Según la aplicación de mapas offline que teníamos, el palacio se encontraba a 3 kilómetros así que decidimos ir andando. Empezamos a andar y andar y… nunca llegamos, nos perdimos un poco hasta que aprendimos a seguir la aplicación. Al final andamos más de 6 kilómetros y ya se nos quitaron las ganas. Eso sí, dimos un paseo en el que conocimos la ciudad.

El palacio golestan es un complejo palaciego compuesto por diferentes salas y edificios, sin duda el monumento más importante de Teherán. En el blog de charcotrip tienes más información sobre las diferentes salas del palacio.

– Cómo llegar: se encuentra cerca de la estación de metro Iman Khomeini o la estación Panzdah Khordad

– Precio de la entrada: el precio de la entrada base son 150.000 rials (3,3€). Por cada edificio o sala que quieras entrar hay que añadir 100.000 rials (2,2€)

 

· Museo de las joyas

Uno de los museos que todos los iraníes nos recomendaban, “tenéis que ir allí, es precioso y sobre todo te va a encantar a tí por ser mujer” nos decían. Yo creo que eso fue lo que me generó un cierto rechazo y nunca fuimos ni expresamos interés en ir. Lo de que dieran por sentado que el museo me iba a encantar por ser mujer no hizo otra cosa que generar un rechazo. Seguro que las joyas son espectaculares pero a nosotros no nos despertaron interés.

– Cómo llegar: se encuentra cerca de la estación Sa´adi y también aunque un poco más lejos, cerca de la estación Iman Khomeini

– Precio de la entrada: 200.000 riales (4,5€)

museo de las joyas

· Gran Bazar de Teherán

En todas las ciudades importantes de Irán puedes encontrar un gran bazar. Al de Teherán no pudimos ir ya que los viernes (es como si fuera domingo) está cerrado. El bazar de Teherán es el más grande del país y también… del mundo. En general los bazares que visitamos en Irán no están echos para los turistas, sino que son sitios donde los iraníes realizan sus propias compras, por lo que hay todo tipo de tiendas, desde especias hasta cacahuetes y alfombras. Los bazares son una buena forma para conocer el estilo de vida de los iraníes y sus costumbres.

– Cómo llegar: se puede llegar en metro, está cerca de la estación Khayyam

– Precio: es GRATIS, por fin algo que no hay que pagar.

·         Darband

Este era otro de los sitios que teníamos pensado ir pero no fuimos por falta de tiempo. Darband está situado a las afueras de la ciudad y es una zona verde para escapar del tráfico y el caos de la ciudad, vamos un oasis de tranquilidad. Es una manera diferente de disfrutar la capital y poder respirar un poco de aire limpio.

– Cómo llegar: para llegar hay que coger la línea 1 del metro (roja) hasta la parada final de Tajrish. Una vez allí, dirígete en Tajrish Square se puede subir hasta la base del teleférico en taxi o caminando cuesta arriba una media hora.

Del aeropuerto a la ciudad

Para la gran mayoría de los viajeros Teherán es la ciudad de llegada o de salida. El aeropuerto de Imam Khomeini se encuentra a unos 50 km del centro de la ciudad. Salir o llegar al aeropuerto utilizando el transporte público es muy complicado. Según el chico de nuestro hotel se supone que van a construir una estación de metro para poder llegar al aeropuerto pero todos los años hay retrasos y lo posponen. Llevan así muchos años lo que hace que uno piense del gran poder que tienen los taxistas en este país puesto que no es el único sitio que la estación está construida a kilómetros del centro y no hay transporte público.

Se supone que se puede llegar utilizando metro y savari/minibus pero no fuimos capaces de encontrar desde donde salen los savaris/minibus cuando llegas al aeropuerto. Al llegar solo vimos unos autobuses que te llevan de la puerta del autobús al parking. Dimos varias vueltas y al no encontrar nada cogimos un taxi. Vas a encontrar tanto taxis oficiales como no oficiales.

Los taxis oficiales son amarillos, tienen un precio fijo que puedes comprobar en la taquilla de información de taxis. Con los taxis no oficiales se puede negociar algo más el precio aunque siempre vas a acabar pagando bastante, a  nosotros nos cobraron 20€. Para ir al aeropuerto dejamos que el chico de nuestro hotel reservara el taxi y el precio fue mucho menor que en la ida, 500.000 riales (11€ casi la mitad que la vez anterior). Normalmente se paga más del aeropuerto a la ciudad que al revés por los atascos.

Es recomendable llegar con bastante tiempo de antelación al aeropuerto, si sales durante el día puede que encuentres atascos. Además hay que pasar un montón de barreras de seguridad y las colas son largas (o por lo menos cuando fuimos nosotros).

Alojamiento en Teherán

El alojamiento en Teherán es bastante más caro que en el resto del país. Encontrar alojamiento barato es complicado y además el precio que pagas no se corresponde con la calidad. Los hoteles están muy esparcidos por la ciudad así que si no llevas reserva previa es importante tener elegidos unos cuantos hoteles previamente.

Es complicado reservar hoteles por Internet debido a que no se aceptan tarjetas extranjeras. Conseguimos reservar a través de la página hostelworld en el Irán hotel and hostel. El precio de la habitación privada doble fueron 42€ por Internet y 36€ a la vuelta cuando reservé con ellos directamente a través del móvil. La habitación era simple, con baño iraní y lo malo es que el aire acondicionado era super ruidoso, además de que podíamos notar los muelles de las camas. Lo mejor, el chico de la recepción, su inglés era muy bueno y te ayudaba en cualquier cosa, muy atento.

¿Cómo moverse por Teherán?

– Metro

Moverse por Teherán en transporte público es relativamente fácil gracias al metro. Hay una estación de metro cerca de los principales sitios turísticos y el precio es muy económico, unos 20.000 riales por viaje (50 cent) dependiendo de cual sea tu destino. Es recomendable hacerse con un mapa del metro para poder indicar a los vendedores de la taquilla a donde vas a ir. Hay más tipos de billetes para aquellos que tengan pensado coger el metro muchas veces al día, no los compramos ya que comprar el billete simple era a veces complicado por la barrera del lenguaje, como preguntar otra cosa.

Plano de metro.

Dentro del metro hay un espacio reservado solo para mujeres y otro mixto. Verás todo tipo de vendedores en de los vagones.

– Autobús

Hay múltiples paradas de autobús por toda la ciudad pero no lo utilizamos puesto que el metro es más cómodo para nosotros.

– Taxis

Si una cosa hay en cualquier sitio de Irán son Taxis, miles de ellos. Es importante negociar el precio antes puesto que a los turistas nos crujen en la capital. Si tienes móvil iraní puedes descargarte la aplicación Snapp, una especie de Uber, para contratar un taxi por un precio más razonable.

By | 2018-01-22T17:04:49+00:00 enero 22nd, 2018|Categories: Información útil, Irán|Tags: , , , , , |0 Comments

About the Author:

Deja un comentario